Tipos de autocaravanas

GUÍA SOBRE AUTOCARAVANAS

Antes viajar con el hogar era solo para unos aventajados, y lo normal era hospedarse en un hotel, a un estudio o a un camping si se quería algo al aire libre, las autocaravanas eran empleadas en su gran mayoría por forasteros. Pero actualmente una opción cada vez mejor valorada para viajar es valerse de una autocaravana, haciendo de las vacaciones una circunstancia aún más especial gracias a esa emoción que aportan de estar de fiesta y a la vez de estar en el domicilio.
Hoy muchas personas piensan en adquirir una autocaravana, pero no tienen claro que características han de tener o cuales son los diferentes tipos que existen en el mercado. Lo primero es saber diferenciar una autocaravana de una caravana. La caravana tiene que ser trasladada por otro vehículo, mientras que la autocaravana es un vehículo a motor que está acondicionado como hogar. También existen las camper, que son furgonetas habituadas y condicionadas para ser a la vez una casa, pero conservando el chasis original de la estructura.

Existen varios modelos y marcas que hacen muy distintas cada autocaravana, pero por lo general podemos ordenarlas en cuatro grupos, capuchinas, perfiladas, integrales y extensibles.
Las capuchinas son las más comunes y las que siempre nos vienen a la mente al hablar de autocaravanas. Tienen un bulto en la parte superior delantera que suele aprovecharse como catre. Están estructuradas con un esqueleto cabina en el que se sitúa la parte del hogar.
Las perfiladas son prácticamente semejantes a las capuchinas con la singularidad de que no tienen el sitio de cama en la sección delantera, haciendo que tengan menos espacio para las personas. En su favor tienen menor tamaño por lo que son más manejables y vienen con mejores beneficios y consumen mucho menos.
Las integrales parecen un autobús, la cabina y el domicilio están perfectamente integrados y todo montado sobre un armazón. La ventaja de este tipo de autocaravana es que el habitáculo es único, es decir, no hay separación entre la cabina y la vivienda. Son más caras, con un seguro más caro de mantener y sus partes de carrocería son específicas para cada modelo.
Las extensibles son las que disponen de unos módulos en los laterales que se extienden al estacionar la autocaravana para ganar sitio en el interior, dando mucha más amplitud.

Características en las que fijarse
Hay diversas razones por las que se puede querer una autocaravana, pero en todas ellas hay que tener en cuenta una serie de características para poder elegir la más adecuada.
En primer lugar, hay que tener en cuenta los sitios homologadas que tienen para el día y para dormir. Ambos aspectos no tienen por qué idénticos, pero hay que tener claro cuántos van a viajar y cuantos van a pasar la noche.
Al igual que cuando compras otro vehículo, se tiene que tener en cuenta el motor, cambio, suspensión, etc. Es conveniente que tenga mucha potencia para las subidas, y si tiene suspensión neumática con ajuste de altura mejor, sin olvidar el gasto que realiza.
Con respecto al lugar de la casa hay de varios tipos, existen las que solo tienen una zona y las que los separan en varias zonas. Hay que valorar el número de armarios para almacenaje, el tamaño de la cocina que depende del uso que le demos y si la ducha está alejado del baño o está todo junto. La distribución dependerá en gran medida del sitio donde esté situada la puerta de entrada.
En conclusión no nos podemos olvidar del suministro de la autocaravana, todas incluyen lo básico pero se pueden ampliar hasta convertirlas en toda una vivienda llena de lujos, como televisión, microondas, wifi, etc.


Похожие статьи
Комментарии к статье